miércoles, 28 de septiembre de 2011

ENDESA CHILE y SEPADE impulsan proyecto de turismo para beneficiar comunidades Pehuenches de Alto Bio Bio


           A través de la Fundación Pehuén se firmó un acuerdo de trabajo con el Servicio Evangélico para el Desarrollo (Sepade), con el objetivo de dar vida al proyecto Kayoluf, iniciativa que tiene como fin poner en marcha una red de turismo en la zona.
           En el programa participarán las comunidades de Callaqui, Pitril, Quepuca Ralco, Ralco Lepoy, Ayín Mapu y El Barco, todas socias de Fundación Pehuén y donde viven 662 familias pehuenches.
           La iniciativa considera 3 etapas de trabajo, desde la búsqueda de líderes emprendedores hasta la viabilidad de planes de negocio. 


En el marco de la celebración del Día Mundial del Turismo, Endesa Chile, a través de Fundación Pehuén, y el Servicio Evangélico para el Desarrollo (Sepade) firmaron un convenio de colaboración y trabajo para dar vida al proyecto Koyaluf, iniciativa que busca potenciar el importante patrimonio turístico pehuenche del Alto Biobío, aplicando un modelo de capacitación y planificación, además de incorporar este rubro a la economía tradicional de la zona.
El lanzamiento se realizó en el Domo de la Municipalidad del Alto Biobío, y contó con la presencia del alcalde de esa comuna, Félix Vita; la directora (s) del Servicio Nacional de Turismo, Región del Biobío, Olga Picarte; el seremi de Agricultura, José Manuel Rebolledo; el director ejecutivo de Fundación Pehuén, Julio Mellado; el jefe de RSE de Endesa Chile, Felipe Fuenzalida, además de autoridades, representantes y dirigentes de las comunidades pehuenches.
Cabe destacar que Endesa Chile, a través de Fundación Pehuén, mantiene un estrecho compromiso con las comunidades pehuenches del Alto Biobío, mediante un trabajo permanente y conjunto que está próximo a cumplir 20 años, dando impulso a programas y planes que apuntan a su crecimiento sustentable.


El proyecto Kayoluf tiene por objetivo la formación de capacidades para diseño, comercialización y puesta en marcha de una red de turismo en las comunidades de Callaqui, Pitril, Quepuca Ralco, Ralco Lepoy, Ayin Mapu y El Barco, todas socias de Fundación Pehuén y donde viven 662 familias pehuenches.
La iniciativa se desarrollará en 3 etapas, partiendo con la búsqueda de al menos 40 líderes emprendedores para el turismo pehuenche, por medio de la aplicación de procesos formativos. A continuación se dará paso al diseño e implementación de productos de turismo pehuenche, para luego abordar el posicionamiento en mercados meta y seguimiento técnico a los planes de negocio.
Durante dos años y medio las entidades trabajarán en el convenio, que incorporará durante todo el proceso capacitación y actividades formativas orientadas a este emprendimiento. El eje central de Kayulof será aprovechar el patrimonio que tiene el Alto Biobío como zona turística, sobre la base de la cultura pehuenche, como los arrieros de montaña, además de la flora y fauna presente en la zona.